Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

BOGOTÁ: Invías se opone, pero Peñalosa usará vías férreas para buses eléctricos y TM

BOGOTÁ: Invías se opone, pero Peñalosa usará vías férreas para buses eléctricos y TM
Diana Buitrago

Invías se opone, pero Peñalosa usará vías férreas para buses eléctricos y TM

El Distrito quiere utilizar los corredores de ferrocarril para poner buses eléctricos o troncales de Transmilenio. Invías aclara que son bienes públicos y, por tanto, no pueden ser vendidos y mucho menos se pueden hacer obras.

Son muchos los planes que hay para los corredores férreos de Bogotá. Uno de esos es el uso que busca darle el alcalde Enrique Peñalosa: convertirlos en corredores viales para que por allí transiten trolebuses y articulados de Transmilenio. No obstante, en la primera semana de febrero, el Instituto Nacional de Vías (INVÍAS) le envió una carta al alcalde de Bogotá en la que le advierte que la red férrea no le pertenece al Distrito sino a la entidad y que, por tanto, no puede disponer o hacer planes sobre el corredor férreo. 

La comunicación que le envió el instituto a la Alcaldía fue como un baldado de agua fría, pues el Distrito nunca ha ocultado que esté pensando en utilizar esos corredores de ferrocarril para poner troncales de Transmilenio o buses eléctricos. Por eso Peñalosa no dudó en salirle al paso a las advertencias, aunque intentó quitarles peso. Según el mandatario distrital, la carta que le llegó a su despacho era solo una recomendación para que las vías de tren sean protegidas. Incluso afirmó que la misma carta había sido enviada a todos los alcaldes de ciudades o municipios que tienen red férrea.

“El Invías simplemente mandó una carta tipo a todos los municipios en donde hay corredores férreos para que los protejan, pero nosotros estamos trabajando con el Gobierno Nacional y con el Congreso precisamente para hacer eso en equipo, por supuesto con el Invías. Es un proyecto en equipo que nos va a permitir hacer un corredor vial desde Soacha hasta el municipio de Chía”, dijo a BluRadio el alcalde Peñalosa, agregando que los planes que tienen para los corredores viales se mantienen.

Pero, en realidad, la misiva va mucho más allá y es explícita en sus exigencias a Peñalosa. El mensaje de la Subdirección de la Red Terciaria y Férrea de Invías es que, en primer lugar, se debe cumplir la normativa que se dispuso para la protección de los corredores férreos y sus zonas tanto anexas como contiguas. En segundo lugar, le aclara que ninguna autoridad urbanística o de planeación puede conceder permisos o licencias para pavimentar vías de tren. También fueron enfáticos en su explicación de por qué, ir en contra de esa normatividad -creada luego de la liquidación de Ferrovías-, podría poner en riesgo la integridad y naturaleza de la vía férrea, y es porque dichas vías son consideradas un bien de uso público.

De esta forma, y según la Constitución en su artículo 63: “Los bienes de uso público (…) son inalienables, imprescriptibles e inembargables”, por lo que Invías exigió que los corredores viales no pueden ser vendidos, donados, embargados o adquiridos por terceros. “Por ello y con el debido respeto, le solicito apoyo y cumplimiento de la normatividad dispuesta para proteger estos bienes”, concluye Invias en su carta.

Sobre Regiotram, el otro plan que hay para los corredores viales, son más las dudas que las certezas. El proyecto que pretende unir a Bogotá con los municipios de la sabana, se encuentra embolatado por diferencias entre las administraciones de Peñalosa y Jorge Rey, gobernador de Cundinamarca. Es más, lo último que mencionó la Alcaldía de Bogotá al respecto, es que Regiotram no es una prioridad para la ciudad.

Fuente: El Espectador

Imagen: Archivo El Espectador

Ver articulo original

Etiquetas