Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

ECONOMÍA: Disminuyen compras extranjeras de empresas estadounidenses

ECONOMÍA: Disminuyen compras extranjeras de empresas estadounidenses
Diana Buitrago

Disminuyen compras extranjeras de empresas estadounidenses

En los primeros nueve meses de 2017 sólo se han anunciado cuatro transacciones de más de US$20.000 millones, en comparación con ocho en el mismo período del año pasado.

La cantidad de compañías estadounidenses a las que apuntan compradores extranjeros ha experimentado una marcada declinación en 2017, lo que subraya la incertidumbre empresarial respecto del clima político y regulatorio durante la gestión del presidente Donald Trump.

Al mismo tiempo, entre las compañías de Estados Unidos ha disminuido el interés por buscar el tipo de grandes transacciones que había caracterizado al actual ciclo de fusiones y adquisiciones.

Una combinación de esos factores llevó el aporte de las compañías estadounidenses como objeto de adquisiciones a apenas el 38% de las transacciones globales durante los primeros nueve meses del año, el nivel más bajo desde 2016 y muy inferior al promedio de largo plazo de alrededor de 50 por ciento, según datos que recopiló Bloomberg.

Las empresas de EE.UU. que son objetivos para compradores no estadounidenses representan apenas el 8% del volumen global en lo que va del año, en comparación con alrededor de 15% del volumen de fusiones y adquisiciones de 2016, según los datos. Eso refleja la experiencia de este año de Michael Carr, uno de los jefes globales del grupo de fusiones y adquisiciones de Goldman Sachs Group Inc.

“El hecho de que los objetivos estadounidenses hayan declinado a menos de 10% del volumen global de transacciones es algo que no veía desde hacía mucho tiempo”, dijo Carr en una entrevista. “Los compradores no estadounidenses han dado muestras de especial cautela respecto de buscar objetivos de EE.UU. en esta coyuntura. Esperarán a tener mayor certeza en lo relativo a sus probables resultados”, dijo.

La retórica de Trump en relación con las transacciones ha sido ambigua. Durante la campaña electoral, el entonces nominado republicano dijo que debería impedirse que AT&T Inc. comprara Time Warner Inc. Pero la designación de Makan Delrahim al frente de la división antimonopólica del Departamento de Justicia –que el Senado confirmó la semana pasada luego de meses de discusiones- se considera favorable para las grandes fusiones y adquisiciones.

Delrahim ha dicho que las fusiones verticales que unen proveedores y distribuidores, tales como la de AT&T-Time Warner, no siempre generan temores en relación con la competencia. Otra gran transacción –la propuesta de US$66.000 millones de Bayer AG por Monsanto Co.- también aguarda el examen de Delrahim.

La declinación de las megatransacciones –aquellas que parten de los US$20.000 millones- ha privado al mercado de fusiones y adquisiciones de parte del glamour de años anteriores y sugiere que las empresas vacilan luego del abandono de una serie de grandes negocios en un contexto de presión política y de regulación en los últimos dos años.

“Las compañías estadounidenses se han mostrado prudentes dado que las transacciones más grandes pueden concitar mayor atención”, dijo Carr.

En los primeros nueve meses de 2017 sólo se han anunciado cuatro transacciones de más de US$20.000 millones, en comparación con ocho en el mismo período del año pasado.

Fuente: El Espectador

Imagen: Archivo Columbia

Ver artículo original