Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

ECONOMÍA: Las falencias de la regulación aduanera para importaciones - eltransporte.com

ECONOMÍA: Las falencias de la regulación aduanera para importaciones
Xiomara Benitez

Las falencias de la regulación aduanera para importaciones

Los nuevos decretos de la Dian estarían creando confusión e irían en detrimento de los usuarios.

La regulación aduanera fue uno de los temas más sonados en el último foro de importadores de Analdex, por lo que se ha trazado como hoja de ruta poder alcanzar un desaduanamiento de productos en 48 horas.

En este sentido, Legis comentó que “en un limbo normativo se encuentran los usuarios aduaneros, gracias a la confusión que ha generado la Dian, con la promulgación de los nuevos decretos que conforman el marco regulatorio aplicable a la operación aduanera en nuestro país. Se trata del Decreto 349 que fue dado a conocer el pasado 26 de febrero y que junto con los Decretos 2685 de 1999, 390 de 2016 y todas las normas que los modifican y reglamentan, cuyos alcances han puesto en jaque a los usuarios de las aduanas nacionales”.

Anibal Uscátegui, jefe de la Unidad de Comercio Exterior de Legiscomex, afirmó que “aunque no se pueden negar ciertas bondades a la nueva Regulación Aduanera como la armonización de textos con el convenio de Kyoto y las disposiciones de la CAN, la disminución de tiempos de desaduanamiento, la actuación directa y la rebaja en términos económicos de algunas sanciones, son más los aspectos que confunden y actúan en detrimento de los usuarios”.

Para Uscátegui “es claro que estas nuevas reglas van en contra de la seguridad jurídica, que debe ser inherente a cualquier ordenamiento normativo y que se ve lesionada con la proliferación de normas expedidas en muy corto tiempo con una estructura de vigencias escalonadas que enfrentan a los destinatarios de las mismas a una mixtura de normas vigentes y aplicables, no vigentes y no aplicables, vigentes parcialmente y aplicables parcialmente, que convierten en letra muerta la intensión del legislador”, asegura Uscátegui.

Asimismo, Legis explicó que los artículos que se esperaba comenzarán a regir en marzo de 2018, lo harán “a más tardar” el 30 de noviembre del 2019, plazo en el cual el Gobierno debe tener en funcionamiento el sistema informático electrónico aduanero para la realización de las operaciones de comercio exterior, es decir que gran parte de la normativa expedida en el 2016 es inaplicable.

Precisamente, Javier Díaz, presidente de Analdex, confirmó que la mayor queja de los importadores tiene que ver con el tema aduanero.

“Actualmente, el proceso de importación dura unas 112 horas y el objetivo es llegar a 48 horas. Esperaría que, en un horizonte de dos años, se pueda dar con la implementación de la nueva regulación aduanera”, manifestó Díaz.

En este sentido, el presidente de Analdex detalló que la Dian publicó esta semana un concepto donde definió qué del Régimen Sancionatorio del Decreto 2685 queda vigente, y lo mismo para los Decretos 349 y 390; la poca claridad de esto era una de las quejas de los importadores. 

“Lo que se está buscando es que haya un balance entre control y facilitación. La Dian iba a poner en vigencia solo lo de control y dijimos que no era justo que entre lo de sanciones y no lo de facilitación. Por eso entraron de manera escalonada otras cosas para hacer ese balance”, puntualizó Díaz.

Santiago Rojas, director de la Dian, ha reiterado en los últimos meses, en la campaña de Menos Trámites, Más Simples que “vamos a dar un vuelco fundamental a la aduana. Estamos ante un cambio estructural, facilitamos la vida a los operadores sin sacrificar el control al contrabando. Estas son normas que esperamos duren décadas para regular y dar seguridad jurídica a los usuarios de comercio exterior”. Rojas dijo que esto permitiría reducir los 6 a 7 que toma una importación.

ZONAS FRANCAS

En cuanto a las zonas francas, el gerente general de la Zona Franca de Bogotá, ZFB, Diego Vargas, aseveró que “los empresarios de las zonas francas aspiran a lograr durante el 2018 la certidumbre jurídica que no fue posible el año anterior. Dicha certidumbre depende en buena medida de la expedición del decreto que permita armonizar las disposiciones de la regulación de zonas francas, contenidas en el decreto 2147 de 2016, con el resto de la legislación aduanera país”.

Este mismo indicó que “ante la falta de reglamentación en el 2017, se perjudicó la dinámica comercial de los usuarios de las zonas francas y las tasas de crecimiento de su operación de comercio exterior. Es necesario que a las zonas francas se les garantice en primer lugar una mayor armonización normativa, para competir en igualdad de condiciones a los demás instrumentos de comercio exterior; la prórroga de la vigencia de las zonas francas y un tercer aspecto relacionado con el tema de la política tributaria, entre otros aspectos como los software informáticos de control de zonas francas para atender las nuevas exigencias normativas”, declaró Vargas.

‘NO HAY COORDINACIÓN INSTITUCIONAL EN PLAN VALLEJO’

Javier Díaz, presidente de Analdex, contó que “el Ministerio de Comercio cambió las unidades comerciales del Plan Vallejo y la Dian no ha incorporado eso a su sistema.
Entonces los exportadores no están pudiendo registrar sus ventas al exterior por Plan Vallejo, sino por canales ordinarios, por lo tanto no van a poder acreditar sus exportaciones frente a los compromisos que hay”. Díaz describió que empresarios que van a la Dian les dicen que ese tema es del Mincomercio y cuando van a la cartera los refieren a la Dian. “Este tema nos muestra que no hay coordinación interinstitucional”, señaló Díaz. Este mismo añadió que la Ministra le dijo que iba a tomar nota de ese tema y lo iba a resolver.

Fuente: Portafolio

Imagen: Archivo  Loginews

Ver artículo original