Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Según Fedetranscarga, subida de precios del ACPM supera su límite de costos de operación

TRANSPORTE DE CARGA:  Según Fedetranscarga, subida de precios del ACPM supera su límite de costos de operación
Xiomara Benitez

En cuanto al galón del diésel, que subió en promedio $89, las ciudades con los precios más altos son, nuevamente, Tunja ($9.202), Villavicencio ($9.168) y Cali ($9.173)

El gremio del transporte pesado afirma que el incremento de $89 por galón de diésel está por encima del 45% de los costos de operación de los vehículos de carga.

Archivo.

A través de un comunicado, la Federación de Empresarios del Transporte de Carga (Fedetranscarga) manifestó su inconformidad ante el incremento de precio del ACPM de $89 por galón en promedio anunciado por el Ministerio de Minas y Energía el pasado 8 de marzo.

Según el gremio, el combustible está por encima del 45% de los costos de operación de los vehículos de carga, cuando idealmente no debería super el 31%.

“El Gobierno Nacional aparenta intenciones de consenso con el sector y no fija una política de ajuste y de permanencia del precio de combustible”.

La cartera de Minas y Energía informó que la gasolina motor corriente en las principales ciudades tendrá un incremento de $45 por galón en promedio. El precio en Bogotá, por ejemplo, es de $9.586, es decir,$47 más que el mes pasado.

Según sus cifras, las principales ciudades con los precios de gasolina por galón más altos son Tunja ($9.720), Villavicencio ($9.686), Neiva($9.698) y Cali ($9.600)

En cuanto al galón del diésel, que subió en promedio $89, las ciudades con los precios más altos son, nuevamente, Tunja ($9.202), Villavicencio ($9.168) y Cali ($9.173)

“El transporte de carga en Colombia no va a permitir un alza más al combustible. La tendencia de este comportamiento de incremento mensual del precio de ACPM impacta al costo de vida y a la competitividad del país”, sentenció el gremio.

Fuente: El Espectador

Imagen: Archivo El Espectador

Ver artículo original

Volver a página de inicio