Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

ESTADO DE VIAS: Habilitan vía La Línea tras más de 20 horas de cierre

ESTADO DE VÍAS: Habilitan vía La Línea tras más de 20 horas de cierre
Xiomara Benitez

Habilitan vía La Línea tras más de 20 horas de cierre

 

Habilitan vía La Línea, en el sector de La Julia, fue reabierta tras más de 20 horas de cierre por deslizamiento de tierra. que conecta al centro con el occidente de Colombia, sobre todo para el transporte de carga que llega o sale del puerto de Buenaventura, el Instituto Nacional de Vías habilitó el paso.

La vía el Alto de la Línea fue reabierta tras remover los escombros de un derrumbe que la había mantenido bloqueada por más de 20 horas. Casi a la medianoche de este martes, el Instituto Nacional de Vías anunció la reapertura del tramo conocido como La Julia, entre el km 40 y 41.

El bloqueo se había producido por un deslizamiento de tierra, rocas y vegetación que en la madrugada del martes había ocasionado congestión vehicular y represamiento de vehículos, buses intermunicipales y camiones de carga, impidiendo el paso entre los municipios de Cajamarca en Tolima y Calarcá en Quindío.

El cierre total de la vía ya fue levantado y no se reporta mayor represamiento.

De acuerdo con la entidad, se logró evacuar el material que cayó en la mañana de este martes y que obligó a tomar rutas alternas como Armenia-Pereira-Manizales-Mariquita-Ibagué y para quienes se desplazaban desde el departamento del Valle, la ruta La Paila-Obando-Cartago-Pereira-Manizales-Mariquita-Ibagué.

En las labores, según el Invías, trabajaron una retroexcavadora, dos cargadores y 10 volquetas del contrato de monto agotable y se requirió al contratista de las obras del túnel para que facilitara más equipo con el cual se trabajó ininterrumpidamente para lograr destapar la vía.

Ya  habilitada la movilidad las  autoridades viales recomiendan a los conductores transitar con precaución por la carreta que conduce de Ibagué a Armenia.

Fuente: El Espectador

Imagen: Archivo El Espectador

Ver artículo original

Volver a página de inicio