Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Gasolineras en Bogotá que “tumban” a usuarios por falta de control

ECONOMÍA: Por falta de control, hay gasolineras en Bogotá que “tumban” a usuarios
Xiomara Benitez

Por falta de control, hay gasolineras en Bogotá que “tumban” a usuarios

Según la Personería, por cada galón los ciudadanos están pagando $100 más, que no se están sumando en combustible. Hay gasolineras en Bogotá que se quedan con la ganancia, se acogen a un decreto que soporta la acción.

En al menos una de cada cuatro estaciones de gasolina en Bogotá hay irregularidades. Así lo evidenció la Personería Distrital, luego de hacer una inspección en 145 de las 460 establecimientos que hay en la ciudad y descubrir líos en 118. Por un lado, incumplimientos de las normas ambientales, y por el otro, una práctica que afecta directamente el bolsillo de los ciudadanos, como la mala calibración de los equipos de suministro.

La situación se resume de la siguiente manera: aunque el galón de gasolina costaba $9.138, había inconsistencias entre lo que le cobraba el establecimiento al usuario y la cantidad de combustible que le ponían al vehículo. La entidad disciplinaria estableció que al sumar los pesos de más que pagaban los usuarios, las gasolineras posiblemente han recaudado en lo corrido del año casi $5.400 millones de más. Todo facilitado por la falta de control de las alcaldías locales.

Si bien hay un decreto de 1998 que tolera un margen de error en el suministro de gasolina, que no puede superar el 3 % por galón (hoy equivale a $270), la Personería constató que hay lugares que sobrepasan ese tope. Agregó que, suponiendo que todas las estaciones de la capital aprovechen el máximo margen de error, se podría calcular que anualmente los bogotanos estarían pagando casi $27.000 millones por combustible que no les están entregando. “Determinamos que, si la norma permite surtir menos y el volumen de automotores de Bogotá es de 2,2 millones, la estación tiene una ganancia adicional de casi $5 millones mensuales”, aseguró Carmen Castañeda, personera distrital.

El mayor problema lo identificaron en localidades como Santa Fe, Fontibón, Barrios Unidos, Teusaquillo, Los Mártires, Antonio Nariño y Rafael Uribe Uribe, donde, según la Personería, las alcaldías locales no cuentan con convenios para hacer actividades de control a las estaciones de gasolina. En las demás, a pesar de que sí hay convenios, no se realizan periódicamente las visitas y en promedio se hacen cada dos años.

A pesar de que para esta tarea el Distrito asigna a los fondos de desarrollo local $900 millones, con lo que se deberían programar actividades de inspección y vigilancia a los establecimientos que suministran combustible, el ente de control advierte que el dinero no lo están usando las alcaldías locales para dicho fin y que la excusa que presentan es que no cuentan con personal suficiente o el que tienen no está capacitado para ejercer la vigilancia a las estaciones. Además, que no cuentan con las herramientas para verificar la calibración de los equipos de suministro de combustible en sus localidades.

“Las localidades en donde hay convenios no tienen la capacidad de cubrir todas las estaciones de su área. Aunque se contrata al mismo oferente por un monto que oscila entre $40 y $60 millones, no se realizan las actividades de control como debería ser”, agregó Castañeda, quien alerta que las gasolineras se están escudando en que no se les hace vigilancia ni control y que tienen un margen de error en el suministro que está autorizado por la ley.

Para corregir la situación y evitar que los ciudadanos sigan pagando por combustible que no les entregan, la Personería hizo un llamado a la administración. “Estamos pidiendo a las alcaldías que adquieran equipos de última tecnología que les permitan hacer el control. Además, capacitar, certificar y calificar al personal suficiente para cumplir con dicha labor. También les pedimos a las autoridades nacionales y locales que revisen el Decreto 1521 de 1998, mediante el cual ponen en ventaja a las estaciones de gasolina”, concluyó la personera distrital.

Cumplen la ley

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y el Ministerio de Minas son los entes que cuentan con las facultades para regular el margen de calibración de los equipos de las gasolineras. En consecuencia, serían los indicados para verificar el decreto que cuestiona la personera y que estarían aprovechando las estaciones de servicio, como dice la Personería, para “embolsillarse” al año casi $27 mil millones en Bogotá.

En respuesta a la denuncia de la funcionaria, hay voces que la controvierten. Una de ellas es la de Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio, quien indica que los resultados de la inspección que hizo el ente de control distrital se contraponen a los registrados por su entidad. Robledo asegura que en los últimos dos años han realizado 437 inspecciones en la capital con resultados positivos.

De acuerdo con la SIC, casi el 91 % de las estaciones suministran la cantidad adecuada de combustible a sus clientes. “La SIC hace visitas administrativas a todas las estaciones de servicio del país y tan sólo en el 9 % de ellas se han encontrado inconsistencias. El resto cumplen a cabalidad los derechos de los consumidores, dentro del margen que la ley permite”.

Fuente: El Espectador

Imagen: Ver El Espectador

Ver artículo original

Volver a página de inicio