Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

INFRAESTRUCTURA: Ya comenzaron los estudios para llevar el metro a Suba y Engativá

INFRAESTRUCTURA: Ya comenzaron los estudios para llevar el metro a Suba y Engativá
Karen Merchan

Gerente de la Empresa Metro de Bogotá dice, además, que se han identificado ocho opciones.

 

Andrés Escobar, el gerente de la Empresa Metro de Bogotá, informó que ya comenzaron los estudios de la prolongación de la primera línea a Suba y Engativá y que tienen identificadas ocho alternativas más para ir a esas dos localidades, que incluyen las calles 80 y 100, la avenida 68, la Ciudad de Cali y la ALO.

En entrevista con EL TIEMPO, el funcionario también habla de cómo impacta al proyecto la trepada del dólar a $ 4.000, la pandemia del covid-19, el desafío en infraestructura que implica el paso del metro por las calles 92 y 100, y del último otrosí firmado entre la empresa que él dirige y el consorcio chino que ganó la licitación de construcción y operación de la primera línea.

¿Cuánto costará la extensión de la primera línea del metro hasta la calle 100 y luego hasta Suba y Engativá, y en cuántas fases se hará?

No solamente se ha hablado, sino que hoy podemos anunciar que ya comenzaron los estudios para llevar el metro a Suba y Engativá. Tenemos identificadas las ocho alternativas más racionales para ir desde Los Héroes, donde termina la línea contratada, hasta Suba, cubriendo Engativá. Hay opciones saliendo por la calle 80, otras van por 100, giran por la 68 y luego toman la calle 80. Unas usan la avenida Ciudad de Cali y otras la ALO.

Está firmado el convenio con la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) que nos entregará la prefactibilidad del proyecto. Compararemos alternativas para encontrar la mejor usando un sistema multicriterio. Los resultados de los estudios para la segunda fase de la primera línea del metro los conoceremos a finales de este año.

Muy preliminarmente, el costo de la inversión lo hemos estimado en $ 9,5 billones. Con esa cifra, la alcaldesa Claudia López inició la búsqueda de los recursos y ya ha tomado decisiones consecuentes para asegurar el 30 % que le corresponde al Distrito.
La Nación está haciendo lo que le corresponde en relación con el 70 % restante.

¿Cómo se prevé solucionar el paso del metro por la autopista Norte con calle 100, en el punto de los puentes?

El paso por la autopista Norte presenta dos desafíos, uno a la altura de la calle 92 y otro en la integración en la calle 100 con la futura troncal de la avenida 68.

Justamente, la respuesta hace parte del resultado de los estudios de prefactibilidad de la segunda fase de la primera línea del metro que se acaban de iniciar para llevar el metro hasta Suba, cubriendo Engativá. La alternativa seleccionada será producto de la conclusión de los estudios técnicos.

¿Cómo impacta un dólar a $ 4.000 la primera línea del metro en costos?

La inversión del proyecto está estimada en $ 12,95 billones, pero contractualmente solo vamos a pagar US$ 990 millones, que corresponden al componente importado. Esos pagos los tendremos que hacer a partir de 2023, y desde el principio los calculamos con un dólar promedio de $4.150, de manera que en este momento estamos cubiertos.

Adicionalmente, contamos con cupos de créditos con tres bancos multilaterales, que suman US$ 1.680 millones. Esto nos brinda una cobertura natural de más del 150 %. En todo caso, el costo final de la inversión solo se sabrá cuando termine la obra, según evolucione el dólar a lo largo de esta.

Todas estas variables las estamos revisando de manera permanente, y con visión de largo plazo, dado que ya no hablamos solo de la primera línea, sino de su segunda fase, que irá hasta Suba, cubriendo Engativá, y cuyos estudios de prefactibilidad ya comenzaron.

¿Por qué en el segundo otrosí del contrato de la primera línea se plantea la posibilidad de que no haya interventoría?

Nunca se ha planteado la posibilidad de que no haya interventoría de obras. No es una opción legal, claro que va a haber interventoría para todo el proyecto de la primera línea, tanto para la primera fase como para la segunda, que va hasta Suba, cubriendo Engativá.

La licitación internacional para escoger el interventor comenzó en julio de 2019, recibimos certificaciones de 17 grupos, la mayoría de Asia y Europa, porque son los que tienen la experiencia fresca. De allí seleccionamos una ‘lista corta’ de seis con los mejores récords. El interés de estas empresas en continuar el proceso es tal que el mes pasado nos enviaron más de 500 preguntas sobre los pliegos.

Como cualquier proceso de selección puede resultar desierto, estamos contemplando un plan B por si eso llega a suceder. Es como comprar una llanta de repuesto. Con lo que pasó esta semana en el mundo, subió el riesgo de que la licitación quede desierta. Infortunadamente, nuestro presupuesto está en pesos, y las compañías consultoras son mayoritariamente europeas y asiáticas.

¿Cuánto tiempo de más tomará la decisión sobre la adjudicación del contrato de interventoría?

Los seis grupos internacionales que conforman la ‘lista corta’ deben entregar sus propuestas el 27 de marzo, después viene la evaluación y, al final, la firma del contrato, prevista para el 17 de junio.

¿La situación que generó la firma del segundo otrosí puede tener un impacto en el costo final?

Ni la situación que condujo al otrosí ni la modificación misma afectan el costo. No contar con plan B sí podría generar aplazamientos en el contrato principal y mayores costos. Como lo dije antes, para la primera línea los cálculos se hicieron con un dólar promedio de 4.150 pesos, por lo que estamos cubiertos.

¿Cómo se puede garantizar que la coyuntura actual no termine afectando el inicio de obras?

Las medidas que tomamos la semana pasada son ejemplo de que estamos preparándonos para los diferentes escenarios, mucho más cuando ya estemos en estudios para la segunda fase de la primera línea. Pero ni nosotros ni ninguna entidad en el mundo puede garantizar los plazos en estas circunstancias.

Los profesionales son sometidos a cuarentenas, hay vuelos y reuniones que se cancelan, cotizaciones que se desactualizan, y así. Todos estamos aprendiendo a manejar la situación, que es inédita, y en la Empresa Metro no somos la excepción.

Fuente: El Tiempo

Imagen: Archivo El Tiempo

Ver artículo original

Volver a página de inicio