Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Inversión: A invertir en infraestructura para enfrentar la desaceleración

INFRAESTRUCTURA: Colombia a invertir en infraestructura para enfrentar la desaceleración
Xiomara Benitez

Más vías, focalización de subsidios en energía y agua y cobertura en telecomunicaciones, retos del país

Inversión. Ante un panorama latinoamericano que enfrenta “tasas de interés más altas, menos entradas de capital y un espacio fiscal ajustado (…) es fundamental que la región encuentre maneras de impulsar el crecimiento desde dentro”, aseguró Eric Parrado, economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a propósito del informe Construir oportunidades para crecer en un mundo desafiante, que se publica hoy.

La respuesta va más allá de las mejoras en la tributación y el mercado laboral, necesidades de Latinoamérica, y está en invertir más y mejor en infraestructura, que podría agregar un 0,5 % al crecimiento anual durante tres años en América Latina. (Ver Paréntesis).

En este proceso hay que distinguir la infraestructura que “está orientada hacia la competitividad y la productividad”, aseguró el vicerrector administrativo de la Universidad de la Salle, Luis Fernando Ramírez. También entender que este concepto trascienda las carreteras y contemple aspectos como energía, telecomunicaciones, agua y saneamiento básico.

El BID estima que la región invierte poco en infraestructura y de hecho, existe una brecha avaluada en 150.000 millones de dólares anuales. Además, la entidad reconoce que la percepción de la calidad de esta “se sitúa por debajo de otras regiones”, solo exceptuando la información de África Subsahariana.

Lo anterior, pese a que en los últimos cinco años la inversión alcanzó los 483.000 millones de dólares y ha aumentado hasta cerca del 3,5 % del PIB, en promedio, pero para el país medio se mantiene por debajo del 3 % del PIB”, reseña el informe. (Ver Claves)

Retos para Colombia

Incrementar la inversión pública y mejorar la ejecución de corredores de transporte para la competitividad e implementar reformas en el transporte de carga es el primero de los desafíos planteados por el BID.

Por eso, la idea de que en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) se planee destinar: 53,8 billones de pesos (5,6 % del PIB) a la descentralización y conexión de territorios y 44,7 billones (4,7 % del PIB) a la inversión en transporte y logística suena como música para este organismo; tanto como la finalización de los 8.000 kilómetros en las vías de 4G y fortalecer la movilidad urbana.

Ampliar la generación de energía con fuentes renovables y gas y focalizar los subsidios “exclusivamente en la población de menores ingresos”, también se plantea como un reto, que, de acuerdo con Raúl Ávila, profesor de la Universidad Nacional, ha generado controversiaPese a ser planteado en el PND, la discusión que generó fue tan impopular que no logró quedarse en el documento que ya pasó a segundo debate.

El mismo planteamiento de los subsidios se mantiene para el sector de agua y saneamiento básico, en el que se debe incluir una “revisión del sistema tarifario”; así como apostarle a un avance en la eficiencia operativa y comercial de los operadores.

“En la diversificación de la matriz energética hay avances evidentes. Lo que permitirá soportar hacia adelante la crisis de Hidroituango y de Electricaribe”, dijo Ávila, esto si se tiene en cuenta que el gobierno estima que el país invertirá 43,1 billones (4,5 % del PIB) a mejorar la calidad y eficiencia de los servicios públicos.

Y en telecomunicaciones, el BID habla de la necesidad inminente de desplegar mayor infraestructura, sobre todo en zonas rurales.

Justamente, sobre esto ha habido avances puesto que el gobierno anunció la subasta de 700 MHz para lograr esta meta. No obstante, los operadores están pendientes de las condiciones (sobre todo Tigo, que es el único que hoy no cuenta con bandas bajas para la operación), del precio de los bloques a subastar y los compromisos de inversión, así como de lo que suceda con la Ley TIC.

Y las alianzas, ¿qué?

Para los rezagos en infraestructura las alianzas público privadas son relevantes y pese a que en Colombia hay una ley que las promueve aún hay tareas para su aprovechamiento. De acuerdo con Ávila, su implementación ha sido lenta: “debido a su viabilidad y a los cierres financieros”.

 

Fuente: El  Colombiano

Imagen: Jaime Perez, El Colombiano.

Ver artículo original

Volver a página de inicio