Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Cinco obstáculos del proceso para modernizar vehículos de carga según los gremios

TRANSPORTE: Cinco obstáculos del proceso para modernizar vehículos de carga según los gremios
Xiomara Benitez

La demora de la puesta en marcha del decreto y el dólar alto son algunas de las dificultades que presenta el plan para renovar la flota de camiones en el país

Modernizar vehículos de carga. Los principales transportadores de carga se reúnen en Cartagena esta semana en una nueva edición del Congreso de Colfecar para discutir los retos que enfrenta el sector. Precisamente, uno de estos es el proceso de renovación del parque automotor, el cual tiene como objetivo chatarrizar 20.000 camiones a 2022. Sin embargo, en el camino se han presentado varios obstáculos.

El primero tiene que ver con la demora en la puesta en marcha del Decreto de Modernización del Parque Automotor de Vehículos de Carga, que fue firmado por el presidente Iván Duque el 26 de junio pasado (hace casi 100 días). La resolución que daría luz verde al programa todavía no se ha expedido, por lo que los transportadores de carga piden agilizar el trámite.

De acuerdo con Juan Miguel Durán, presidente de Colfecar, “desde el Ministerio de Transporte han dicho que la reglamentación está próxima a salir y estamos a la expectativa”. Durán señaló que el segundo obstáculo que tendrá el proceso de renovación será el dólar alto, que ya bordea los $3.500 (superó esta cifra a cierre de edición).

Debido al alza de la divisa, los precios de tractomulas ha aumentado hasta 10%, por lo que sería más costoso para los transportadores renovar su flota. En este sentido, el efecto ya se ha visto en la comercialización de los automotores de carga, pues a corte de julio se han vendido solo 770 unidades. Para contrarrestar esto, Colfecar propuso una renovación escalonada, es decir, que los pequeños y medianos transportadores puedan adquirir camiones de segunda, entre cinco y siete años de uso.

El tercer obstáculo, según Álvaro Álzate, director de la Asociación de Transportadores de Carga, es que la única forma para que los pequeños y medianos transportadores cambien su flota es accediendo a los beneficios que estableció el Gobierno, ya que, según él, “la banca no corre el riesgo de prestarles”. “El Gobierno ha hecho algunos programas por medio de bancos de primer piso, pero los bancos de segundo piso son los que dan la cara, asumen el riesgo y plantean las estrategias para la financiación”, expresó y agregó que entre 78% y 83% de los transportadores son pequeños y medianos.

Según las cifras del sector, en el país hay 61.536 camiones de servicio público con más de 20 años. De estos, 21.000 tienen más de 36 años. El objetivo es chatarrizar 20.000 vehículos, por lo que, si se da la resolución en un corto plazo, tocaría eliminar 10.000 vehículos por año a 2022. Por ello, el tiempo es la cuarta limitación. “Un nuevo vehículo es más eficiente y puede reducir los costos en ciertos aspectos. Además, el objetivo es ser más amigable con el medio ambiente”, expresó Álzate. El quinto obstáculo es que los costos operativos aumentaron 3,48% en agosto, debido, principalmente, al aumento de combustibles, por lo que el flujo de caja es bajo y la inversión en un vehículo nuevo queda en segundo plano.

En el primer trimestre se registraron cerca de 379.000 vehículos de carga

De acuerdo con Colfecar, el parque automotor durante el primer trimestre de 2019 cerró con 378.326 vehículos. Del total, 72,13%, es decir, 217.918 vehículos está constituido por camiones que van de dos a cuatro ejes. En términos de renovación de flota, indica que va a un ritmo lento, pues 141.761 automotores tienen una edad entre cinco a 20 años y representan 57,88%. Con respecto al tonelaje, este creció 5,35% durante el segundo trimestre y la facturación aumentó 5,31%. La carga movilizada ascendió a 33, 5 millones de toneladas.

Fuente: La República

Imagen: Archivo La República

Ver artículo original

Volver a página de inicio