Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

MOVILIDAD: Nación da aval para crear autoridad que regulará tren ligero en Valle

MOVILIDAD: Nación da aval para crear autoridad que regulará tren ligero en Valle
Xiomara Benitez

Gobernadora aseguró que Gobierno puso a disposición dineros en Financiera de Desarrollo Nacional.

 

La operación de los primeros 18 de los 86 vehículos del tren de cercanías, que la Gobernación del Valle del Cauca y la Alcaldía de Cali esperan se haga una realidad en 2025, podría costar 1,912 billones de pesos.

Es el monto contemplado para uno de los proyectos más ambiciosos en Cali y para Yumbo, Jamundí y Palmira, en materia de movilidad, debido a las congestiones, sobre todo, en el sur de la capital vallecaucana.

Sobre los recursos, el Ministerio de Hacienda anunció que los pondrá a disposición en la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN). En este aspecto habrá respaldo del Ministerio de Transporte y de Regiotram de Occidente, que opera el tren de cercanías entre Bogotá y Facatativá. No obstante, como lo señalaron veedores ciudadanos, entre ellos, los abogados Luz Betty de Borrero y Pablo Borrero, es necesario agilizar la puesta en marcha de los estudios de factibilidad para precisar dicha inversión. En diciembre pasado, la firma francesa Systra presentó los estudios de prefactibilidad sobre los alcances del proyecto. 

La gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, dijo que el paso a seguir será hacer la convocatoria para la elaboración de los estudios de factibilidad en este 2020. Luego se hará la estructuración de la iniciativa.

La mandataria también aseguró que dentro de los compromisos entre el departamento y la Nación para este año se acordó la constitución de una autoridad regional de transporte, que regule el uso del tren de cercanías o tren ligero, y de un ente gestor del proyecto para avanzar en la estructuración financiera, técnica y jurídica, la cual duraría entre 18 y 24 meses. En este lapso se espera seleccionar a uno de los oferentes para la construcción del sistema.

Así lo afirmaron la gobernadora del Valle del Cauca y el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, al manifestar que estos son los primeros retos para este año, luego de una reunión que ambos sostuvieron con altos funcionarios del Gobierno Nacional, en Bogotá.

La iniciativa tiene el espaldarazo del gobierno francés, del Fondo Global de Infraestructura del Banco Mundial Banco Mundial, de las alcaldías de Cali, Yumbo, Jamundí y Palmira, y de entidades, como ProPacífico.

La inversión total se calcula en 5,915 billones de pesos entre el 2025 y el 2055. En 2025 arrancaría la operación del primer tramo del tren que será eléctrico y que recorrerá una infraestructura inicial de 24 kilómetros de un total de 72 kilómetros en 48 estaciones.

El tren podrá recorrer distancias del centro al sur de Cali, en 15 minutos, y aumentar las velocidades, especialmente, por fuera del perímetro urbano. Se aspira a transportar a un promedio de entre 61.000 y 240.000 viajeros cada día.

Hay mucho en juego y el proyecto le apunta a iniciar obras en 2023. Pero sigue el optimismo, pues se está hablando de que la primera piedra del tren se pondría dentro de esos tres años y una de las condiciones que también lo harían viable para cumplir con esos tiempos relativamente cortos, es que el 82 por ciento de estos 72 kilómetros están despejados, es decir, que la adquisición predial no representaría algún obstáculo en el camino del tren, por lo que se prevé.

Pero no hay que descuidar, como lo señalaron en ProPacífico, el 18 por ciento restante que corresponde a asentamientos subnormales ubicados hacia el sur de Cali y por los que la Administración deberá plantear proyectos sociales, similares a los que están en marcha por el proceso de traslado de familias, a raíz del fortalecimiento del jarillón del río Cauca.

Aunque en la misma firma Systra informaron que es cierto que hay una red férrea del antiguo tren por donde pasaría el tren de cercanías o tranvía, hay que construir y levantar una nueva infraestructura para que el sistema vaya en dos sentidos, de ida y regreso.

Uno de los ejes del tren ligero es el de norte asur, a lo largo del cual habrá 31 estaciones. Este trazado corresponderá a 37,7 kilómetros, conectando las zonas urbanas de Yumbo, Cali y Jamundí.

El segundo eje es el oeste-este, es decir, el que unirá a Cali con Palmira. Este trazado será de 28,8 kilómetros y tendrá 16 estaciones o paradas de este tren con las variaciones de velocidades anunciadas. Aumentará cuando vaya de un municipio a otro.

Con respecto al ramal hacia el aeropuerto, el tren ligero recorrerá cinco kilómetros.

Cada vehículo, de 40 metros de longitud, tendrá capacidad para 345 pasajeros. Se aspira a transportar a un promedio de entre 61.000 y 240.000 viajeros cada día e irá a una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora con la flota total de los 86 vehículos. Se espera que al entrar a operar en 2025 con los 18 vehículos, los 68 restantes ingresen en el transcurso de los 30 años siguientes.

De acuerdo con Systra, en este momento se cuenta con el suelo. Otro de los retos del tren ligero es la conformación de una autoridad regional de transporte que regule su uso.

En la Gobernación como en ProPacífico recalcaron que el tren ligero se integrará con el MIO, pues será un complemento de los buses articulados, sistema que hoy tiene desplazamientos en Cali de hasta 57 minutos, según datos recopilados por el programa ciudadano ‘Cali Cómo Vamos’.

Fuente: El Tiempo

Imagen: Archivo El Tiempo

Ver artículo original

Volver a página de inicio