Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Puerto de Barranquilla, Estudio concluyó que obra de puente Pumarejo afecta canal de acceso

INFRAESTRUCTURA: Puerto de Barranquilla, Estudio concluyó que obra de puente Pumarejo afecta canal de acceso
Xiomara Benitez

Cormagdalena confirmó que los detalles del informe que contrató Invías se conocerán el 8 de marzo

Puerto de Barranquilla . Instituto Nacional de Vías (Invías) de Colombia ya cuenta con el resultado del estudio que fue contratado con el fin de conocer las causas de la alta sedimentación en el río Magdalena, y diseñar las mejoras que permitirían una mayor estabilidad al canal de acceso al puerto de Barranquilla, según consignó El Heraldo.

De acuerdo con el director ejecutivo de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado, el informe dice que las obras del nuevo puente Pumarejo afectan la navegabilidad y arroja además que sí es posible técnicamente lograr que todo el canal quede con una profundidad de 40 pies de calado.

El estudio fue adjudicado el 10 de julio de 2017 al Consorcio Estudio Canal de Barranquilla, integrado por Inypsa Colombia S.A.S., con una participación del 60%; Weg Ingeniería S.A.S., con el 20%; Ingeproyect Ltda. con un 10% y Ciar Quelet S.A.S. también con 10%. Los detalles del análisis se darán a conocer el próximo viernes 8 de marzo en Barranquilla.

Consultado por los trabajos en el viaducto dijo que “la nueva obra viene afectando, claro es natural, claro que si, en mayor o en menor dimensión, lo correcto es siempre planear el alcance de la intervención”.

Aseguró que se tomarán los correctivos y para ello van a intervenir con una campaña de dragado a dos años a través de la Financiera de Desarrollo Nacional, al tiempo que anunció que lo harán con todo el rigor técnico y con todos los criterios que hoy se tienen para hacerlo de la mejor forma.

Depósito de sedimentación

Al entregar detalles puntuales de la obra del Pumarejo, el director de Cormagdalena dijo que lo importante a entender no es solo si genera mayor sedimentación, sino el lugar donde se están depositando ahora los sedimentos.

El funcionario sostuvo que el segundo tema es “verdaderamente el fundamental”, porque el cambio en la dinámica del río, en la hidráulica, en la velocidad del río por la presencia de las pilonas está permitiendo que ahora una cantidad de sedimento natural que trae el río se deposite sobre el canal navegable y eso “afecta la navegación”.

Por lo anterior, detalló que, se ha procedido a la consideración fundamental del talweg del río por cuales de las luces que se dejaron de los gálibos se puede navegar. “(…) Lo importante era tener el estudio, acompañarlo con una política de dragados integral, técnicamente hacerlo muy sólido y que no se vuelva a reiterar el hecho que para diseñar una vía no importe lo que se necesite, se ejecute y luego tenemos la evidencia que se afectó una vía tan o más importante como la que se está diseñando”, indicó.

“En este caso sobre la hidrovía que es el río, que es fundamental, se diseñó una vía que va por encima de un puente y no se hizo con todo el rigor técnico de afectación del afluente, eso es lo que ahora estamos conciliando, estructurando para que técnicamente lo podamos acometer de una manera sólida”, agregó.

Restricciones

Cabe mencionar que en 2018 debido al bajo calado autorizado para ingresar a la zona portuaria de Barranquilla, 236.232 toneladas fueron desviadas a otros puertos, según cifras de Asoportuaria.

En lo que va corrido de 2019 el puerto ha sufrido varias restricciones por sedimentación en el canal de acceso lo que ha ocasionado el desvío de embarcaciones y el aligeramiento de carga a otros puertos, lo que afecta la competitividad.

Estudio previo a obras

Desde Cormagdalena plantean un nuevo modelo de dragado y que todas las obras que se hagan sobre el río sean suficientemente estudiadas.

“No podemos afectar la competitividad de la ciudad, ni las concesiones portuarias que hoy están otorgadas. Entonces una intervención mal planeada genera automáticos efectos de sedimentación en alguna orilla del río y esta genera que esa concesión no pueda operar, que Bocas de Ceniza se nos afecte en términos de dragado de volúmenes de sedimento y se afecta la ciudad”, indicó Jurado.

Agregó finalmente que lo importante es plantear que deben intervenir el afluente con mucha responsabilidad, porque el río tiene “bastantes complejidades” y el río está vivo y depende de una serie de variables geomorfológicas, en términos de ingeniería, oceanografía, hidrografía, de aguas y es una gran responsabilidad intervenirlo.

Fuente: Mundo Marítimo

Imagen: Archivo El Tiempo

Ver artículo original

Volver a página de inicio