Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Retenes de la Policía con radares en carretera, lo que se debe saber

MOVILIDAD: Lo que debe saber sobre retenes de la Policía con radares en carretera
Xiomara Benitez

Lo que debe saber sobre retenes de la Policía con radares en carretera

Retenes de la Policía desde este viernes las carreteras de Colombia tendrán un flujo constante de movimiento, pues muchas personas saldrán de las principales ciudades con rumbo a otros destinos por las fiestas de fin de año.

Solo en Bogotá se estiman que salgan unos 350.000 automóviles, los cuales estarán vigilados por la Dirección de Tránsito de la Policía, organismo que se focalizará en evitar siniestros en las vías. Uno de los mecanismos que se suelen usar para el control en las carreteras son los dispositivos móviles.

Estos radares, diferentes a los sistemas de fotomultas que fueron avaladas en 181 puntos de varias ciudades, solo pueden ser operados por agentes de tránsito.

La Dirección de Tránsito de la Policía explicó que los agentes pueden apoyarse en estos dispositivos electrónicos operados manualmente para registrar la evidencia de la presunta infracción de tránsito y para la elaboración en el sitio de la orden de comparendo.

Estos operativos de detección de infracciones a través de radares deben estar señalizados con conos, vallas informativas, paneles de mensajería variable o cualquier elemento que pueda brindar visibilidad a los agentes de tránsito.

Las infracciones detectadas por los radares son los excesos de los límites de velocidad.

La Policía señala que en las carreteras nacionales y departamentales las velocidades autorizadas para vehículos públicos o privados son determinación del Ministerio de Transporte o la Gobernación, según sea el caso, teniendo en cuenta las especificaciones de la vía. Eso sí, en ningún caso puede sobrepasar los 120 kilómetros por hora.

También añadió que para el servicio público, de carga y de transporte escolar el límite de velocidad en ningún caso podrá exceder los 80 kilómetros por hora.

Todos los vehículos, además, en zonas residenciales, pasos peatonales e intersecciones viales no deben superar los 30 kilómetros por hora.

“La importancia de esta norma radica en que un atropello a 60 km/hora implica una probabilidad de muerte para el peatón del 80 por ciento. Si el atropello sucede a 20 km/hora, la probabilidad de morir es del 20%, de ahí la importancia de disminuir la velocidad y acatar las señales que establecen la velocidad máxima permitida en los tramos viales del territorio nacional”, manifestó la Dirección de Tránsito de la Policía.

Fuente: El Tiempo

Imagen: Archivo El Tiempo

Ver artículo original

Volver a página de inicio