Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

TRANSPORTE DE PASAJEROS: Consorcio del metro de Bogotá tendrá crédito del BBVA para la obra

TRANSPORTE DE PASAJEROS: Consorcio del metro de Bogotá tendrá crédito del BBVA para la obra
Karen Merchan

La entidad firmó línea de avales verdes en favor de China Harbour Engineering para su construcción

La construcción del metro de Bogotá recibirá dinero del BBVA, luego de que China Harbour Engineering (CHEC), que hace parte del consorcio que adelantará la obra en la ciudad, firmara con la entidad una línea de avales por la suma de 90 millones de dólares.

Adicionalmente, por tratarse de un proyecto de construcción de un medio de transporte público eléctrico se ha certificado como verde y es la primera que BBVA avala en Asia a través de su marco de banca transaccional sostenible.

“La utilización de tecnología de punta, amigable con el medio ambiente, así como la promesa de valor de conseguir procesos armónicos y de conexión entre las personas, son elementos que, desde un inicio, han caracterizado el proyecto de la Primera Línea del Metro de Bogotá y que constituyen el concepto de sostenibilidad por el que trabajamos en Colombia”, aseguró Wu Yu, representante legal del consorcio Metro Línea 1 SAS.

Por su parte, el presidente de BBVA en Colombia, Mario Pardo Bayona, dijo que “nos enorgullece participar en esta operación y con ello cumplir nuestro compromiso con el desarrollo de Bogotá y de todo Colombia a través de un proyecto que basado en las energías limpias y la sostenibilidad traerá grandes mejoras de movilidad y calidad de vida para los ciudadanos de Bogotá”.

La primera línea del metro de Bogotá contará con una extensión de 23,9 kilómetros y unirá el sur con el norte de la ciudad, desde el portal Américas, recorriendo las avenidas Villavicencio y Primero de Mayo, la calle 8 sur y la calle 1, para luego conectar con la avenida Caracas hasta la calle 78.

Esta primera etapa movilizará más de un millón de pasajeros al día y será una de las más extensas del continente, por encima de ciudades como Quito (22 kilómetros), Sao Paulo (20,4 kilómetros) y Santiago de Chile (19,3 kilómetros).

Esta línea, que contará con 30 trenes y una capacidad máxima de 72.000 pasajeros por hora, significará una mejoría en la calidad de vida de los sectores más necesitados de la ciudad, ya que el 88% de la misma recorrerá sectores de bajos ingresos.

Además, este proyecto contribuirá no sólo a optimizar la movilidad de la ciudad sino también a mejorar el medio ambiente, al tratarse de un transporte 100% eléctrico.

Cabe recordar que, de acuerdo con lo pactado, el concesionario quedó encargado de realizar los diseños de detalle; financiar parcialmente el proyecto; construir el patio taller; el viaducto y las estaciones; reconfigurar los corredores viales a lo largo del trazado; adecuar y reparar los desvíos de tráfico durante la obra; realizar la gestión social y ambiental; suministrar los trenes y demás equipos, y operar el sistema por 20 años.

“La infraestructura que se construye con concesión tiene un esquema en el cual, típicamente, el particular tiene que hacer unas inversiones para poder construir las obras en las que pone normalmente 20% de su propio patrimonio y 80% lo consigue con préstamos, por eso es importante la garantía de financiación”, explicó Daniel Rodríguez, abogado socio de CMS Rodríguez Azuero

El experto agregó que, en el caso específico del metro de Bogotá, la entidad contratante, que es la Empresa Metro de Bogotá, hará los pagos al concesionario por hitos de obra, es decir, que por cada parte que se construya se hace un desembolso.

El contrato de la anhelada obra para los capitalinos se firmó por 27,5 años y la oferta económica que hizo el concesionario en el momento de licitar fue de $7,4 billones, aproximadamente. Sin embargo, es necesario precisar que en ese momento la suma era preliminar, y según la Empresa Metro se deben tener en cuenta múltiples variables que sumarían a la cuenta.

No obstante, de acuerdo con un reporte reciente de la Secretaría de Hacienda de Bogotá, el proyecto costará alrededor de $17,5 billones, de los cuales $11 billones serán desembolsados por la Nación y $6,5 billones por el Distrito, que ya tiene comprometidas esas vigencias futuras. Este valor incluye el costo de los intereses.

Fuente: Revista Portafolio

Imagen: Archivo Revista Portafolio

Ver artículo original

Volver a página de inicio