Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Transporte marítimo granelero: ¿Cuáles son las amenazas que rondan al sector?

TRANSPORTE MARÍTIMO: Transporte marítimo granelero: ¿Cuáles son las amenazas que rondan al sector?
Xiomara Benitez

Políticas de Donald Trump y desaceleración de la economía global figuran en el horizonte

Transporte marítimo Al analizar los riesgos del transporte marítimo de graneles en el estrecho de Ormuz, producto de la tensión política entre Estado Unidos e Irán, Alphabulk concluyó que, de producirse un hecho realmente grave, alrededor del 3,5% del comercio mundial del sector podría verse afectado, dado que tiene su origen o destino en el Golfo Pérsico. Ahora, al considerar que las áreas más cercanas al este de Ormuz se verían impactadas en caso de nuevos conflictos entre ambos países, probablemente hasta un 5% de la demanda mundial de graneles se podría evaporar, concretando un muy mal indicador.

En último boletín semanal de Alphabulk, al que MundoMarítimo accede en forma exclusiva, se enfoca en otros puntos “calientes” que podrían amenazar el desempeño del sector:  Venezuela y China.

Estados Unidos ha castigado a Venezuela mediante sanciones a la petrolera estatal PDVSA, a partir de enero de 2019. Luego, el 6 de agosto, decretó un embargo económico total contra el gobierno venezolano.

Si bien, estas medidas nunca han funcionado en el pasado, para Alphabulk cabe cuestionarse si estas sanciones incluyeran a commodities del segmento granelero, cuál sería su impacto en el sector.

Según el reporte, el comercio de graneles con origen y destino en Venezuela es menor a 10 millones de toneladas, o sólo el 0,19% de la demanda total global del sector. Es decir, muy poco.

Conflicto arancelario

En el caso de China, como respuesta a los Aranceles de Trump, el gobierno del país asiático solicitó a todas las empresas estatales cesar las compras de productos agrícolas estadounidenses. Sin embargo, el impacto de la medida sería poco significativo, ya que este comercio estaba a punto de paralizarse. En cifras, el volumen total de productos agrícolas exportados por los Estados Unidos a China ya ha caído de más de 40 millones de toneladas en 2016 a solo 11 millones en 2018.

Un total teórico optimista de 20 millones de toneladas transportadas en 2019 representaría el 0,38% de la demanda total de graneles, número muy pequeño, respecto a los 180 millones de toneladas potenciales en caso de que se cierre el estrecho de Ormuz. Es más, si todo el comercio de graneles sólidos de los Estados Unidos a China estuviese en peligro de ser descontinuado, se hablaría solo de 32 millones de toneladas de demanda de graneles que podrían desaparecer.

Así, entre Venezuela y China, solo 52 millones de toneladas de demanda de graneles sólidos podrían restarse del total mundial. Esto equivale al 1% del total del transporte marítimo mundial de graneles. Al sumar el 5% vinculado a Irán, se tiene un total del 6% de la demanda en peligro.

¿Posible tormenta?

Sin embargo, aún podría producirse una tormenta en este mercado en un futuro próximo, principalmente, por dos razones: primero, 2020 es un año eleccionario en Estados Unidos, y en segundo, la economía mundial se está desacelerando más de lo esperado, en particular, la de Estados Unidos.

Para Alphabulk, durante esta campaña presidencial, Donald Trump buscará impresionar al electorado castigando a los países “responsables” del mal funcionamiento económico de Estados Unidos, política que es probable se mantenga el resto de 2019 y los primeros diez meses de 2020, lo que se reflejaría en más sanciones, embargos y aranceles, ante las aparentes pocas posibilidades de un conflicto bélico entre Estados Unidos e Irán.

Rumbo de la economía     

De acuerdo a la edición de junio del “Global Economic Outlook” del Banco Mundial, se estima que el crecimiento global ha seguido disminuyendo este año. El impulso sigue siendo débil y el espacio para plantear políticas es limitado. Una recuperación apenas moderada del crecimiento de la inversión en los mercados emergentes y las economías en desarrollo (EMDEs) frenaría las perspectivas de crecimiento potencial y dificultaría el progreso hacia el logro de los objetivos de desarrollo sostenible.

La perspectiva del organismo, sin embargo, apunta que los riesgos se mantienen firmemente a la baja, incluyendo la posibilidad de una escalada en las tensiones comerciales, de una desaceleración mayor de lo esperado en las principales economías y de un nuevo impulso a la tensión financiera en las EMDEs.

Paralelamente, el aumento de la deuda limita la capacidad de los gobiernos de las EMDEs para apoyar la actividad económica en caso de acontecimientos adversos, así como para financiar inversiones a favor del crecimiento.

Para Alphabulk, pese a la tranquilidad manifestada por el Banco Mundial, al igual que el FMI y otras organizaciones internacional; la economía mundial podría estar en aprietos, lo que en consecuencia podría arrastrar al segmento del transporte marítimo de graneles.

Fuente: Ministerio de Transporte

Imagen: Archivo Ministerio de Transporte

Ver artículo original

Volver a página de inicio