Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

TRANSPORTE MARÍTIMO: ¿Cómo opera la identificación de los propietarios de los contenedores a través de sus códigos?

TRANSPORTE MARÍTIMO: ¿Cómo opera la identificación de los propietarios de los contenedores a través de sus códigos?
Karen Merchan

Sistematización facilita la movilización de estos equipos a través de la cadena logística para el Transporte Marítimo

Con más del 90% de la carga mundial transportada en contenedores, es seguro decir que estos equipos de transporte están en todas partes. Y lo mismo puede decirse de los propietarios de los contenedores en todo el mundo. XChange en un reporte aclara que los dueños de estos equipos son:

-Las líneas navieras que, de esta manera pueden transportar la carga de forma rentable, pero para ello debe tener una demanda constante y continuamente alta. Además, cuando una línea naviera arrienda sus contenedores, ahorran dinero por conceptos de almacenamiento, reposición y mantenimiento.

– Las compañías de leasing: De hecho, 13 de ellas poseen alrededor del 52% de la flota mundial de contenedores. Estas empresas construyen contenedores con el propósito de alquilarlos. Algunas de ellas, como Triton y Seaco, esperan que las líneas navieras y otros usuarios de contenedores necesiten contenedores. Por eso tienen puntos en todo el mundo abastecidos de contenedores, tanto estándar como especiales.

Los expedidores, cuyos equipos se conocen como contenedores SOC. Cuando se utiliza un contenedor SOC, lo más frecuente es que sea gratis. Cuando una línea naviera quiere que su cliente use sus contenedores, es porque quiere que éste lo movilice. Así, evitan pagar por un reposicionamiento costoso. Esto también se denomina arrendamiento de contenedores de una sola vía.

Códigos de contenedores

Pero independientemente de quién sea el propietario del contenedor, este llevará códigos y marcas importantes para que su viaje transcurra sin problemas y que garantizan la seguridad de su carga y del contenedor. En las puertas de los contenedores, se encuentra una serie de números que ayudan a identificar y dar información esencial sobre estos equipos. Algo que es necesario para todos los eslabones a lo largo de la cadena logística.

Un contenedor estándar de un TEU, puede, por ejemplo, ser conocido como DV (Dry Van) o SD (Standard). Diferentes abreviaturas que algunas personas conocen, otras no. Aquí es donde entra en juego el código ISO que contiene cuatro números y que muestra las características como la longitud, la altura y las cualidades específicas del mismo. De esta manera se evita el uso de abreviaturas o códigos no universales en el contenedor, salvando a todos de la confusión y los errores. También, el código ISO, cuenta con marcas de capacidad del contenedor, así como su tara.

Código del propietario

Uno de los códigos más llamativos del contenedor está formado por cuatro letras y siete números. Las primeras tres de esas letras distinguen el código del propietario del contenedor y muestran que el dueño del contenedor está registrado en el BIC. La última letra es el código del grupo de productos. En tanto, los primeros seis números son elegidos por el propietario y que corresponden al número de serie, uno que todos los equipos deben tener para poder ser identificados.

El código de propietario se puede apreciar en todos los contenedores que posee. Sin embargo, esto no significa necesariamente que sea el dueño del contenedor quien lo está utilizando, ya que también pueden ser alquilados u operados por otros.

“La capacidad de rastrear los contenedores y sus propietarios es esencial en la industria del transporte marítimo. Al poder hacerlo, los interesados en la cadena de suministro pueden rastrear y garantizar que los contenedores y la carga son seguros, afirma el reporte de X Change

¿Cómo se obtiene el código del propietario?

El propietario de un contenedor puede, por supuesto, solicitar este código, pero también lo pueden hacer el titular de un contrato de leasing y el operador de los contenedores. Esto es, si tienen pleno control sobre los contenedores, tal como como si fueran los verdaderos propietarios.

Para obtener un código de propietario de contenedor, hay una solicitud que debe llenar. En el sitio web de BIC se señalan tres combinaciones diferentes como códigos posibles, por si es que la primera elección ya es utilizada por otro usuario. Después de enviada la solicitud, BIC revisará los códigos y verificará si ya está siendo utilizados por otros. Si están en uso, se pedirán nuevas combinaciones, Si no, asignará el código.

Una vez obtenido el código, el BIC facturará una cuota de registro. La tarifa es de 2.000 euros. El número de código será reservado por dos semanas. Si la cuota no ha sido pagada antes de eso, la reservación se cancela, así alguien más puede obtener ese código. Cada año recibirá una cuota de renovación de 536 euros de parte del BIC.

Fuente: Mundo Marítimo

Imagen: Archivo Mundo Marítimo

Ver artículo original

Volver a página de inicio