Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

TRANSPORTE MARÍTIMO: Coronavirus y deterioro económico expone a propietarios no operadores de buques

TRANSPORTE MARÍTIMO: Coronavirus y deterioro económico expone a propietarios no operadores de buques
Karen Merchan

Alrededor del 75% del portafolio de fletes de Seaspan se sitúa entre las seis principales líneas navieras

 

Los propietarios no operadores (NOOs, por su sigla en inglés) informaron ingresos estables para el primer trimestre de 2020, pero algunos estarán más expuestos que otros en el deterioro del clima económico, según reporta Alphaliner.

Los ingresos por itinerarios de Costamare y Seaspan aumentaron un 7,5% y un 2,5% respectivamente en los tres meses que terminaron el 31 de marzo a pesar del impacto de Covid-19. Ambas reconocieron una importante contracción comercial subyacente en el período. Sin embargo, la expansión de la flota elevó los ingresos de ambas compañías.

No obstante, la atención se centrará en los buques que ya cumplen sus alquileres para NOOs en 2020, con un riesgo significativo de no renovación, tarifas más bajas y menores extensiones de contratos.

Al anunciar los resultados del primer trimestre a fines de abril, Costamare anunció que 22 unidades de 121.000 TEUs podrían potencialmente terminar sus fletes en los meses restantes de 2020, lo que equivale a alrededor del 25% de la capacidad de su flota en ese momento. Esto incluye dos buques bien pagados de 11.010 TEUs fletados a Zim a US$43.250/día, y dos unidades de 5.930 y 5.575 TEUs fletados a Hapag-Lloyd y ONE a 20.000 y US$21.000/día respectivamente.

Mientras tanto, Seaspan tiene fletamentos a corto plazo que ascienden al 12% de su flota por TEUs, y al 5% por ingresos. Según las cifras de Alphaliner, esto representa aproximadamente 115.000 TEUs que podrían salir de los fletes en 2020, y una cifra alrededor de un 15% superior a la de 2021.

Seaspan, que recientemente aumentó su orientación de ingresos para 2020, pese a la pandemia coronavirus (Covid-19), ha dicho a los inversores que cree que el mercado de contenedores ya ha “tocado fondo”, y que mejorará a partir de junio antes de un rebote en 2021. Sin embargo, Los inversores pueden no estar convencidos dada la presión en las líneas navieras. Informes sugieren que varias ya se han acercado a los NOOs para hablar de reducciones en el flete, y se espera que los resultados del segundo trimestre de las navieras sean pobrísimos.

Al 5 de mayo de 2020, Seaspan no había dado ninguna señal de renegociación a la baja de las tarifas o condiciones de flete, pero dijo que estaba gestionando activamente la flota de corto plazo para asegurar “el empleo continuo durante el período afectado por el Covid-19”. Algunos de los otros desafíos a los que se enfrentan las NOOs, además de los buques que salen de los contratos de fletamento y el posible incumplimiento, son los retrasos derivados de las cuarentenas, los retrasos en las reparaciones, los retrasos en las instalaciones de depuración, la financiación limitada ya sea para nuevos proyectos o para el refinanciamiento, las entregas tardías en los astilleros y los repetidos brotes de Covid-19 que afectan a las operaciones.

Costamare informa que hay ocho buques en reparación o que está previsto que se reparen durante el año 2020, y también informa de importantes retrasos en la instalación de depuradores en siete buques, aunque éstos siguen contratados.

El riesgo y la diversificación de las contrapartes de las NOOs también serán objeto de escrutinio.

Alrededor del 75% del portafolio de fletes de Seaspan se sitúa entre las seis principales líneas navieras, y la mayor parte del resto en Yang Ming, la octava más importante.

Sus tres mayores clientes son COSCO, Yang Ming y ONE, los que colectivamente fletan el 68% de su capacidad de TEUs. Para Costamare, la naviera número uno del mundo, Maersk, tiene la mayor parte de su negocio, y Maersk, MSC y COSCO, las tres mayores del mundo, en conjunto fletan más de la mitad de su capacidad de TEUs.

Fuente: Mundo Marítimo

Imagen: Archivo Mundo Marítimo

Ver artículo original

Volver a página de inicio