Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

TRANSPORTE MARÍTIMO: Los impactos del coronavirus en las cadenas de suministro globales

TRANSPORTE MARÍTIMO: Los impactos del coronavirus en las cadenas de suministro globales
Karen Merchan

América Latina, África y las economías menos avanzadas de Asia son las regiones más afectadas

La pandemia del coronavirus (Covid-19) ha significado importantes desafíos para la economía mundial, convirtiéndose en una amenaza incalculable y sin precedentes. En la medida que el virus se expande, también se cortan las cadenas de suministro, debido a decisiones políticas que priorizan los intereses nacionales en lugar de los globales. Estas decisiones limitan el acceso equitativo a los mercados y crean una visión excesiva del riesgo, informó Forbes.

Durante esta crisis las cadenas globales se han visto afectadas por dos motivos:  el cierre de China -que dejó en evidencia la dependencia de dicho país- y la eliminación de la demanda en los mercados impactados sucesivamente por el Covid-19. Esto se ha visto reflejado en el aumento de la demanda de ciertos productos, como los suministros para sector de la salud, y la caída de la demanda de otros servicios, como el turismo y la moda.

Es así como la reducción del poder adquisitivo, el enfoque en lo esencial y la reorientación del consumismo están sacando a la luz los efectos económicos, y a la vez reflejan la falta de preparación e incapacidad para reaccionar a las interrupciones en las cadenas de suministro.

En un principio el coronavirus se propagó por las regiones más conectadas a nivel mundial y luego tuvo un efecto en cascada por los países más integrados a los menos integrados. Cabe destacar que en América Latina, África y las economías menos avanzadas de Asia los esfuerzos de contención tienen impactos más directos que en otras regiones, principalmente por la limitación de los sistemas de protección social. Además, la informalidad en esas economías sigue siendo un atributo significativo de las cadenas de suministro globales en busca de reducción de costos y agilidad. Esto ha llevado a un control escaso sobre las causas de disrupción de las cadenas y una menor capacidad para rastrear las consecuencias.

Frente a este escenario surge la pregunta ¿Representa el Covid-19 la caída total de las cadenas de suministro? ¿Cuál es el futuro de tales cadenas?

En contraste con esto, sectores como el transporte y la logística no han parado ni un minuto y hoy más que nunca son indispensables, no solo para seguir sosteniendo la economía nacional, sino también para garantizar que ningún rincón se quede sin los productos e insumos que abastecen a diario a los colombianos y se requieren para enfrentar la pandemia.

Fue así como se creó el Centro de Logística y Transporte a través del cual se monitorea la carga que se moviliza en el país. Este centro ha sido un pilar para hacer cumplir las medidas de cuidado frente al virus, evitar la congestión de los puertos, garantizar la protección de los conductores que recorren las vías nacionales y gestionar la evacuación de mercancías y contenedores, entre otros.

“Al ver que la pandemia generaba unas condiciones que llevarían el aislamiento, el Gobierno empezó a hacer el análisis de qué se haría con cada uno de los sectores y una de las grandes preguntas era qué iba a pasar con el transporte. Las respuestas variaban según el frente. En cuanto a la carga la respuesta era: no podemos detenerla, porque significa abastecimiento, llevar a todos los rincones del país la alimentación y los productos de primera necesidad. Aún así, sabíamos que los transportadores tendrían un reto especial para poder movilizarse, todo lo cual llevó a la creación de un punto de encuentro, que es el Centro de Logística y Transporte”, asegura Carmen Ligia Valderrama, viceministra de Transporte.

El centro está integrado por los ministerios de Transporte, Agricultura y Comercio, Industria y Turismo; un delegado del presidente de la República y el viceministerio de Transporte (quien lo preside). Asimismo, cuenta con invitados permanentes que son el Ministerio de Defensa Nacional, el Invías, la Unidad Administrativa Especial Aeronáutica Civil, la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la Agencia Nacional de Infraestructura, la Superintendencia de Transporte y el director de Tránsito y Transporte. También se puede invitar a la autoridad sectorial que corresponda según el asunto.

Fuente: Mundo Marítimo

Imagen: Archivo Mundo Marítimo

Ver artículo original

Volver a página de inicio